Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Empieza de nuevo cada día





VIVALDI

No es un día cualquiera

Quieras que no, el 31 de diciembre, de cualquier año, no es un día cualquiera. Por eso se celebra, a ver, el día 1 de enero es fiesta, fiesta que empiezas el 31, y con eso de las uvas, se hace día 1, y con eso de la celebración, también es verdad que el día 1, ni existe, te lo saltas, yo misma: hubo un tiempo en el que el día 1 de enero me lo pasaba durmiendo, como consecuencia de dicha fiesta por dicha fecha, pues que me despertaba el día 2. Con los años, es posible que el día 1, bien temprano, estés paseando a tu perro, comprando la prensa (ah, no, que no hay prensa), en fin, un día más. Pero, no es un día cualquiera. No en todos los días empieza un año nuevo. Es una organización del tiempo, como cualquier otra. En realidad, no se viven años, se viven “x” años. Décadas, como lo que nos va a pasar ahora. Y meses, vamos, el día 1 de cada mes, debería ser fiesta, es un mes más! sobre todo cuando vives en pareja, jejeje (eso de aniversario ya no es nada práctico). Y días, aunque, realmente, lo que vivimos son segundos. Si la vida la puedes perder en un segundo, eso es que la vida se vive por segundos. A ver, un segundo, estábamos hablando del 31 de diciembre. Pues eso, cualquier celebración es bienvenida, eso sí. Puestos a otorgarle trascendencia al asunto, que sea para bien. Es un año más de muchas cosas. Si nos tocó la lotería de seguir viviendo, cada día lo vamos a vivir sabiendo que tenemos un montón de propósitos dispuestos a que nuestra voluntad los atienda. No es porque comienza un año nuevo, que ahora sí es la redefinitiva. Lo es, cada día que nos lo propongamos. Nos vale incluso las fechas. Utilizamos las fechas, los años, para recordar, y sin querer recordar, no olvidamos, es decir, nunca nos hizo falta una fecha para recordar lo que sabemos. Lo que vives cada día, es de lo que te acuerdas. Por eso, puede parecernos un día cualquiera, pero, ningún día lo es. No hay dos días iguales, por mucho que lo parezcan. La rutina, es un estado mental, jejeje. Es que hace poco, no sé dónde dije que la alegría era un estado mental. Supongo que fue aquí, en el blog, pero como ya me pongo a escribir así ala ala, pues ya no sé a quién le debo las palabras. Total, sigo siendo la misma, no os creáis que, cuando escriba el co-guión de la próxima peli de mi gran amigo cineasta, eso vaya a hacer que me suba la espuma a la cabeza, cuando yo, lo que bebo, lo que no tiene es precisamente gas... Yo, que me conozco, de toda la vida, pues tampoco me hace mucha ilusión saber de mis propósitos. Es más, uno de ellos es conoceros a vosotros. Esto no es un periódico, mirad que os lo digo, esto es interactivo como la lavadora. Hay un botón que es “comentarios”, y es momento de RECORDAR propósitos. Vale, sí, deseos, u objetivos. Seguramente, el concepto (constructo) que vayamos a elegir, signifiquen la distancia de dicha idea con la fantasía, y con la realidad. No es lo mismo decir deseo, que objetivo. Nos va a dar igual, muchas de las veces, no va a depender de nosotros que nuestras voluntades tengan lugar, así que, por qué no, soñar, despierto. Aquí, en comentarios, lo podéis hacer. Ya me gustaría a mi que este blog fuera una lámpara maravillosa: para el 2011, esto, esto y lo otro! deseo, deseo, deseo concedido. Sí, hay que tener las cosas claras, por ahí hay que empezar. Pero, quién no las tiene? Sabemos, todos, porque todos somos psicólogos de nosotros mismos, que sabemos bien lo que no queremos. Como psicóloga, no voy a poder evitar tratar de transmitir que, lo que hay que saber, es lo que se quiere. El truco del almendruco es que, saber lo que no quieres, ok, ayuda, pero para no hacer, no implicarse, no aceptar, no querer, no mirar, no escuchar, no participar. De esta forma, no es no vivir? Por eso, lo que hay que hacer (lo que es aconsejable), es tratar de averiguar lo que quieres, conseguir. Personalmente, porque me pasa, a mi lo que me hace gracia es ese pensamiento, o esa creencia, de que, si lo deseas mucho, lo consigues, o la idea de obtener lo que quieres. Claro, eso es lo que voy a hacer yo cuando me coma las uvas, un deseo por uva, toma ya! Si en el 2011 logro 12 objetivos, ya puedo flipar en colores... Que sí que sí, que dependerá de mi. Pues eso estoy diciendo. Pero es que, también estoy diciendo que, no todo, no la vida y sus bosques que no dejan ver el árbol, o sus callejuelas de calles sin salida, o sus síes pero noes, o sus nadas que no es lo que parecen, o sus cabras que tiran al monte, o sus castillos en el aire, van a hacer que mis deseos, para el 2011, es que, los voy a desear en el 2012, si sigo aquí. También dije en algún momento, que el 2012 es el año del fin del mundo. Ay, no sé, hace tiempo que lo escuché en algún sitio, y es que un meteorito, o una estrella, se iba a estrellar contra nuestro planeta. Va a ser que nos queda un año para hacer todo lo que llevamos tiempo proponiéndonos! En fin, si va a ser el fin, también podemos conformarnos: a ver si nos vamos a esforzar, para nada. Siempre, el esfuerzo, es para nada. Partiendo de ahí, es aconsejable esforzarse. Es mejor esforzarse, lo que no puedes hacer es desear, y que se haga realidad porque sí. El “porque sí” no es real. Las cosas pasan por algo: porque te esfuerzas, o porque no te esfuerzas, o porque da igual que te esfuerces o no. Se nos mezcló fantasía con realidad, deseos con esfuerzo, objetivos y logros, ahora que no es un día cualquiera.

Soñar juntos






SUEÑO DE AMOR - FRANZ LISTZ

Encantacuento


Estaba el Señor Don Gato,
sentadito en su tejado,
marramamiau miau miau,
sentadito en su tejado.

Ha recibido una carta,
si quería ser casado,
marramamiau miau miau,
si quería ser casado.

Con una gatita blanca,
con una pinta en el rabo,
marramamiau miau miau,
con una pinta en el rabo.

De contento que se ha puesto,
se ha caído del tejado,
marramamiau miau miau,
se ha caído del tejado.

Se ha roto siete costillas,
el espinazo y el rabo,
marramamiau miau miau,
el espinazo y el rabo.

Ya lo llevan a enterrar,
por la calle del pescado,
marramamiau miau miau,
por la calle del pescado.

Al olor de las sardinas,
el gato ha resucitado,
marramamiau miau miau,
el gato ha resucitado.

Por eso dice la gente,
siete vidas tiene el gato,
marramamiau miau miau,
siete vidas tiene el gato.

Después de comer sardinas,
con la gata se ha casado,
marramamiau miau miau,
con la gata se ha casado.

Tuvieron cinco gatitos,
que juegan por los tejados,
marramamiau miau miau,
que juegan por los tejados,

Sale la luna lunera,
y este cuento se ha acabado,
marramamiau miau miau,
y este cuento se ha acabado.

EL SEÑOR DON GATO

Ni 1 ni 2 ni 3, 50!



Somewhere over the rainbow,
way up high,
and the dreams that you dreamed of,
once in a lullaby...
Somewhere over the rainbow,
blue birds fly,
and the dreams that you dreamed of,
dreams really do come true...
Someday I’ll wish upon a star,
wake up where the clouds are far behind, me...
where trouble melts like lemon drops,
high above the chimney tops that’s where, you‘ll find me...
Somewhere over the rainbow,
blue birds fly,
and the dream that you dare to, oh why, oh why can’t I?

Well I see trees of green and,
red roses too,
I’ll watch them bloom for me and you,
and I think to myself,
what a wonderful world.

Well I see skies of blue and I see clouds of white,
and the brightness of day,
I like the dark,
and I think to myself,
what a wonderful world.

The colors of the rainbow so pretty in the sky,
are also on the faces of people passing by,
I see friends shaking hands,
saying, "how do you do?"
they’re really saying, I... I love you...
I hear babies cry and I watch them grow,
they’ll learn much more,
than we’ll know,
and I think to myself,
what a wonderful world...

Someday I’ll wish upon a star,
wake up where the clouds are far behind, me...
where trouble melts like lemon drops,
high above the chimney top that’s where, you’ll find me...
oh, somewhere over the rainbow,
way up high,
and the dream that you dare to, why, oh why can’t I?

ISRAEL KAMAKAWIWO'OLE - SOMEWHERE OVER THE RAINBOW
BSO 50 primeras citas

Las luces no dejan ver el árbol



Esta semana sube el precio de la gamba roja. Pues mira, como yo como gamba roja todo el año, tampoco me importa no comerla esta semana, que esta semana no la coma, no va a pasar nada. Ea. A ver, qué os creíais? la psicología, y más aún, la sexología, da para gamba roja y mucho más, lo que pasa es que ocurre como el cine y el teatro, que la consulta siempre está en crisis, es decir, que va menos gente de la que debería, en este caso, no por cultura general, sino por cultura particular, culturizarse uno sobre sí mismo. Debería decirle al estado que me ayude, que me subvencione. Y no me refiero ayudas al autoempleo, o sí? La verdad es que el estado está todo el día pagando, paga subvenciones, paga gambas rojas (las mías no), que para eso recauda. Es un ir y venir de dinero, que lo único, joder, no debe ser tan difícil tener un criterio objetivo, digno y justo en cómo gestionar el dinero recaudado, en qué inviertes y, ahorra, hombre, ahorra, media peseta, pero ahorra. Pues no. Endeudados. Si no es técnicamente malo el hecho de la deuda, si no fuera así, nunca podrías tener esa meganevera que puedes pagar sin tener dinero. Sería muy radical decir que sólo has de tener y sólo has de hacer lo que te permita tu economía. Pues para eso está la Economía, que puedes tener y puedes hacer, aunque no puedas. Ay, sólo se vive una vez, y si esperas a tener todo ese dinero, mientras, unas gambas rojas en una mininevera queda fatal, por lo que un buen frigorífico grande, con compartimentos y aplicaciones (en fin, yo qué sé lo que puede tener una nevera, lo puse de ejemplo), es mejor, la tienes ya y ya la vas pagando “a poc a poc” (es lo único que sé decir en valenciano), poco a poco. Y así, poco a poco, con todo. Si se te acaba el contrato de trabajo, pues ya comunicas que te va a costar un poco más pagar el electrodoméstico, pero que no te lo quiten, que, en cuanto puedas, lo pagas. Si se les ocurriera embargarte la nevera, y descubren las gamas rojas ahí, o eso es economía sumergida, o es sencillamente un donativo, un premio, un regalo, o es que dices que la nevera la pagas como puedes pero buen alimento que no falte, cuestión de prioridades. Porque lo queremos tener todo, total, se puede tener todo. Yo es que no lo entiendo, si toda la vida ha habido ricos y pobres, es que eso iba a cambiar? Yo, que soy pobre, claro, jejeje, es que los ricos me van a hacer rica a mi? Es que el estado me va a hacer rica? Porque tener superfrigorífico con gambas rojas, eso es de ricos. Y si esta semana la gamba roja sube de precio, pues menos personas comerán susodicho alimento, digo yo. Que supongo que es que, quien pone el precio, sólo quiere que los ricos consuman dicho producto. Que puede ser que es que cada vez hay menos cantidad de ese producto, y entonces cuesta lo que cuesta, pero como ha sido justo eso que leí que subía de precio, ahora por navidad, pues me pareció sospechoso, una que es lista, puff, superlista. Porque, no hay una fábrica de gambas rojas ahí en tu pueblo? Entonces, no escasea, o quizás cuesta mucho fabricarlas: materia prima, mano de obra, piezas… Oferta y demanda, mercados, el euro, crisis, Estado, Navidad! Para empezar, es Navidad para quien recauda de todas las luces navideñas que adornan las ciudades y pueblos de España. Vamos a ver, si yo ya sé leer el calendario, ya sé que es Navidad! Por mucho que sean bombillas de bajo consumo, es consumo, y cuando hay crisis, hay recortes. Sí, claro, un poco de alegría en tiempos amargos de crisis, que lo peor está por venir. Que no que no, que la alegría es un estado mental, no una factura de bajo consumo, pero de todas formas, consumo. Oye, y el árbol tó bonico que me han puesto ahí al lado de la rotonda de mi casa, ya no hace falta que me lo ponga yo, me asomo y ximpum. Alegría es lo que me ha dado oír hoy en las noticias que para el 2012 llega el AVE a Alicante (lo siento por Castellón que le llega un año después). Será el AVE Fénix? Justo cae el año del fin del mundo, va y se lo va a tragar la tierra, o saldrá volando ;-) Pero si yo no voy a coger el AVE! tengo pinta de ejecutiva? llevo maletín? pues no, pues entonces! Qué va, es una alegría porque el ser humano es la reostia, es un avance tecnológico, y eso es lo que importa, aunque sólo unos pocos disfruten de esos avances, pero que nooo, jejeje, hablando en general, como especie humana, que es genial. En realidad, aquí lo único que vuela (y no es un avance) son mis neuronas, y lo que me encanta es hacer el gamba.

Carambola

Puede ser que, cuando uno va creciendo, si resulta que fuiste demasiado bueno, llega un momento en el que explotas y dices “hasta aquí”, o, que fuiste malo maloso, y el tiempo te calma, porque el alma pide tranquilidad. En realidad, los años cruciales son la infancia y la adolescencia, y esto lo sabemos los adultos. A menor edad, los de mayor edad son modelos a seguir, educadores de personas que buscan su camino. Quizá ocurra que los adultos también están buscando su camino, y no pueden ser ejemplo de estabilidad o madurez. Seguramente suceda así. Sin embargo, los jóvenes se van a fijar en lo que más conviene, no a ellos, sino a lo que el ser humano, por naturaleza, responde. Entonces, no importa las circunstancias, porque, en cualquier circunstancia, el ser humano busca y pretende ahorro de energía. En cualquier caso, luego van los seres humanos que son maduros, a no entender esto… El camino más corto es el camino que todos queremos. Pero eso no es madurez. Y no lo es porque la realidad es otra. Esto es lo que los maduros tratan de transmitir a los que aún no lo son, que la vida no es fácil y esas cosas, vamos, que la vida no es el camino más corto. Y quién habría de entender eso? a mí me cuentas que la vida no es fácil y podría o no escuchar, o no creer, vamos, lo que se suele hacer cuando no interesa lo que oyes. Es importante trasladar a los jóvenes que sí cuestan las cosas, porque cuestan. Para eso, hay que hacerlo, hay que contarle a la gente joven que las cosas se consiguen a la de mil, explicarles por qué se consiguen a la de mil, y entonces no escucharemos eso de la generación ni-ni, que por supuesto lamento que haya personas que hablen de eso, y porque, en todo caso, es el fracaso de los adultos, sería generación pero de adultos que no saben educar a sus hijos. Que tampoco tendrían por qué saber, la educación es un término muy amplio porque no sólo abarca a la familia, sino que también incluye la escuela, y a toda la sociedad en general. Depende de las enseñanzas que se promulguen en todos los ámbitos. Lo que ocurre, es que cada ámbito parece que tiene sus propias reglas, y hay muchas normas que coinciden, y otras que se contradicen. Por ejemplo, lo que se espera como comportamiento familiar, no es el que existe a nivel laboral. No es lo mismo una relación de glóbulos rojos que de contrato basura. No es lo mismo ser hermanos que compañeros de trabajo. No es lo mismo que seas un vecino xungo que aparca ocupando dos sitios en el parking del edificio, que ser el mejor en tu casa por hacer eso: en tu casa van a pensar que nadie te toma el pelo y que te comes el mundo, pero el vecindario va a pensar de ti que eres el egoísta del año. No son las mismas directrices, habría que empezar por ponerse de acuerdo en consensuar más aún lo que se espera de nosotros, los seres humanos, en todas partes, para no tener que ir contradiciéndose, caer en la incoherencia ni parecerle a uno que eres el más bueno del mundo y a otro el más malo del planeta. Es un consuelo que hay un determinado comportamiento que es el que constituye la teoría, pero es que, en la práctica, hay tantos comportamientos como entradas de blog que nos esperan por escribir…

Héroe, santo o poeta

En 1939, José Garcés, vencido, prisionero en el campo de concentración de Argéles (Francia), consigue mantenerse en vida aferrándose a sus recuerdos. A los 12 años es un niño lleno de vitalidad que duda entre ser héroe, santo o poeta, y que inventa lo que sea necesario para estar con Valentina. Mosén Joaquín (como siempre, tremendo Anthony Quinn) profesor del niño es el único en comprender la fuerza de su pasión.

Pensamientos ilustres, 1968. Capítulo II

Texto enmarcado en el despacho del General MacArthur, entre los retratos de Washington y Lincoln.

Juventud

La juventud no es una época de la vida. Es un estado de la mente. Es una demostración de la voluntad, una cualidad de la imaginación, el vigor de las emociones, el predominio del valor sobre la timidez, el deseo de aventuras en contraste con el deseo de comodidad.

Nadie es viejo por sólo haber vivido un cierto número de años. Se envejece solamente cuando se abandonan los ideales. Los años arrugan la piel, renunciar a los ideales arruga el alma. La inquietud, la duda, la falta de confianza, el amor y la desesperanza… son los rápidos equivalentes de los largos, largos años que inclinan la cabeza y encaminan el espíritu hacia el ocaso.

Que se tengan 70 ó 16 años, hay siempre en todo corazón humano el amor a lo maravilloso, la dulce admiración por las estrellas, el rutilante brillo de cosas y pensamientos, el intrépido desafío a los acontecimientos, el inagotable infantil apetito del “¿Qué viene después?”.

Uno es tan joven como su confianza, tan viejo como su temor; tan joven como su esperanza, tan viejo como su desesperación.

Mientras tu corazón recibe mensajes de belleza, de alegría, de intrepidez, de magnificencia y de poder del Planeta, de los hombres y del infinito, eres joven.

Cuando todo los resortes se han aflojado y todos los rincones del corazón están cubiertos con la nieve del pesimismo y el hielo de la misantropía, entonces, y sólo entonces, habrás llegado realmente a viejo… y, llegado este momento que Dios tenga misericordia de tu alma.

Jaque, tocado y hundido

Hablemos de ligues. No se puede ser más torpe que en este terreno. Puedes no saber de matemáticas, o de economía, o de política, porque en realidad nada de eso importa. Interesa si ligas o no. Independientemente de que tengas pareja, todo sea dicho. Ay, puedes tener pareja y seguir con el gusanillo de querer saber si es que aún sigues gustando: ya no sólo quieres saber si gustas a tu pareja, porque eso al final se convierte en algo que presupones (por eso sigue siendo tu pareja, porque se supone que le gustas), es que uno quiere saber si gusta, osease, ligar. Ok, es cierto que la cosa cambia: no es lo mismo ligar si tienes pareja que ligar si no la tienes. Si tienes pareja, si no se entera tu pareja que andas por ahí ligando, total, mientras ni consumas ni coseches, no estás haciendo nada malo, jejeje. Insisto, mientras no se entere tu pareja. Si se entera, ya la hemos cagao con los celos, o con los no celos: si corretean los celos, mal por celos, cuando todo fue superinocente, es más, aún te haces el extrañado si tu pareja se pone celosa porque tú te pusiste a ligar, sin quererlo, sin voluntad y sin darte cuenta: porque otra persona que no es tu pareja te haga gracia, vamos, eso nunca significó nada… Y si no corretean los celos, mal porque no hay celos, es decir, porque eres un palo que no te afecta nada y es que ni te diste cuenta de algo que ocurría delante de tus morros, porque tu mirada no está contaminada y es por eso que no ves “maldad” en que tu pareja ligue ante tus entrañas… En ambos casos, desaconsejo tener pareja, de esa forma, los celos, por su existencia o por su ausencia, no son un problema, y porque, sobre todo, cuando no tienes pareja sabes que puedes ponerte a ligar todo lo que quieras. A ver, si tienes pareja, pues ya está, pásate de bando, que quienes no tienen pareja quieren todo el rato estar en el otro bando…. Bueno, es un decir, porque haberlos haylos quienes son muy felices sin pareja y es que no quieren una relación de dos ni en pintura. Eso de comprometerse, de “pertenecer” a una sola persona, ni queriendo, que ya es decir mucho. Es que, si uno se compromete, es porque quiere, digo yo. Pero como creímos que era para siempre, pues ahí está el truco del almendruco. Comprometerse es lo mismo que decidir si lo que vives es conveniente. Y lo conveniente, son muchas cosas, porque la pareja son muchas cosas. Seguramente, y ya os lo digo, no vale guiarse por el amor y esas cosas bonitas, bonitas mientras no intervenga lo feo. Pero como lo feo existe, e incluso se inventa, puede acabar por convenir, y cegar, y no ciega el amor, sino lo feo, porque puede ser lo que convenga. Amar, ay, amar, eso sólo unos pocos saben lo que es… Ni siquiera la correspondencia en el amor es amor, sino que es corresponder en la convivencia. Resulta que el amor es que acabas conviviendo, no sólo con tu pareja, sino con el pack, o sea, todo lo que conlleva tu pareja, y hay quienes encontraron la manera de convivir, y me tendrán que explicar cuál es el truco del almendruco porque yo sé que yo acabaré conviviendo con tropecientos gatos, que el gato es el único ser viviente que me entiende, y al que yo entiendo. Entonces, el gato y yo nos amamos porque sabemos convivir, porque nos correspondemos, porque somos compatibles… Ideal. Además, mi gato siempre iba a entender que tuviera cada cierto tiempo un ligue nuevo. Qué novio iba a entender eso? Total, si ligase teniendo pareja, yo que soy tan maja, mi pareja iba a, bueno, experimentar cierto grado de celos, pero sólo unos pocos (la nada no existe ni en el espacio, la nada es tan insípida que sólo por eso desconcierta), porque celos de los muchos es la antítesis de la sensatez (los celos es una gran tontería). Pero lo suyo es ligar cuando no tienes pareja: eso sí que es ligar. Y cómo se liga? Como psicóloga, y como sexóloga, para más colmo, porque la psicología es el estudio del comportamiento humano, pero la sexología es el estudio del comportamiento sexual humano, pues imaginaos mi actitud de estudiosa ante el tema: vamos, pongo todos mis sentidos, para una tesis, y doctorado y cum laude! Y entonces ligar tiene que ver con la seducción, y como el comportamiento humano siempre tuvo que ver con las matemáticas (el comportamiento sexual también, jejeje), pues se me ocurre que además de las teorías sobre la seducción, también entra en juego el ajedrez. Cómo no, todo es ajedrez… para mí, claro, cada uno que entienda la vida como quiera. Y ligar es mover pieza. Entraremos en análisis en otra entrada de blog. Ahora mismo, me puse a bucear en la psicología del ligue en tanto que me llamó la atención lo torpe que se puede ser, y lo que esto puede preocupar. Pero esto sólo es un naufragio de entrada de blog. Hubo un tiempo en mi vida que pensaba que eso de “le gusto a alguien que a mí no me hace, y me gusta alguien que no me hace ni caso” era cosa de patio de colegio. Tengo unos años más, y sigo en el patio del cole.

Aún no, o ya sí

Dejar que el río fluya

Esta canción no podía faltar ;-)



We're coming to the edge,
running on the water,
coming through the fog,
your sons and daughters.

Let the river run,
let all the dreamers,
wake the nation.
Come, the New Jerusalem.

Silver cities rise,
the morning lights,
the streets that meet them,
and sirens call them on, with a song.

It's asking for the taking,
trembling, shaking.
Oh, my heart is aching,
we're coming to the edge,
running on the water,
coming through the fog,
your sons and daughters.

We, the great and small,
stand on a star,
and blaze a trail of desire,
through the dark'ning dawn.

It's asking for the taking,
come run with me now
the sky is the color of blue
you've never even seen
in the eyes of your lover.
Oh, my heart is aching,
we're coming to the edge,
running on the water,
coming through the fog,
your sons and daughters.

It's asking for the taking,
trembling, shaking.
Oh, my heart is aching,
we're coming to the edge,
running on the water,
coming through the fog,
your sons and daughters.
Let the river run, let the river run,
let all the dreamers, let all the dreamers,
wake the nation,
come, the New Jerusalem.

CARLY SIMON- LET THE RIVER RUN
B.S.O. WORKING GIRL (ARMAS DE MUJER)
- Todas y todos la hemos cantado, fijo.

Se acabó el pastel


Baby sneezes,
mummy pleases,
daddy breezes in.
So good on paper,
so romantic,
so bewildering.

I know nothing stays the same,
but if you're willing to play the game,
it's coming around again.
So don't mind if I fall apart,
there's more room in a broken heart.

You pay the grocer,
fix the toaster,
kiss the host goodbye.
Then you break a window,
burn the souffle,
scream the lullaby.

I know nothing stays the same,
but if you're willing to play the game,
it's coming around again...
So don't mind if I fall apart,
there's more room in a broken heart...

And I believe in love,
but what else can I do,
I'm so in love with you.

I know nothing stays the same,
but if you're willing to play the game,
it will be coming around again.

Baby sneezes,
I believe in love,
mummy pleases,
I believe in love,
daddy breezes in,
I believe in love.

I know nothing stays the same,
but if you're willing to play the game,
it will be coming around again.

I do belive, I do belive, I believe in love,
I belive in love,
coming around again, coming around again,
nothing stays the same,
but if you're willing to play the game,
it will be coming around again...
I believe in love...
and it’s coming around again.

CARLY SIMON - COMING AROUND AGAIN

El inspector Gadget de la Educación

Como ya va siendo habitual, una que cesa por acabar diciendo como John Malkovich en la peli “Las amistades peligrosas” aquello de "No puedo evitarlo", en este caso, no en el amor o desamor, que también, que también es verdad que así acaba la peli…, pues en tener la costumbre de leer el periódico, no puedo evitarlo. Y entonces he descubierto un artículo de opinión, lógico y normal que me ponga a leer este tipo de textos, que invito a leer a quien pueda interesar. Personalmente, es que lo encontré interesante. No conozco a Bartolomé Sanz Albiñana, pero me tomaría un café con él.

"El estado de la inspección educativa"

Estudio descriptivo

No ves que no?

Mafalda

Pensamientos ilustres, 1968. Capítulo I

Quien todo lo puede, de todo abusa.

Odiamos siempre al que tiene nuestros mismos defectos, porque nos parece que los desacredita.

Podéis dar al pueblo toda clase de libertades: él se encargará de perderlas.

Bienaventurados nuestros imitadores, porque de ellos serán todos nuestros defectos.

Hablad a cada uno en su lenguaje, pero siempre con vuestro pensamiento.

Es inútil contradecir; basta contrapensar.

Sólo se vive de aquello por lo que no nos importa morir.

¿Queréis conservar el prestigio de la popularidad? Criticad todo lo que se hace y no hagáis nunca nada. Sed siempre una esperanza.

Es de gran viveza anticiparse a ofrecer lo que sabemos han de pedirnos y por cualquier consideración no podemos negar.

Pocos recursos tienen a sí propio el que, para distraerse, necesita de la sociedad de las gentes.

La riqueza que ganó uno con el esfuerzo propio es la que más cuesta de adquirir, pero es la que mejor se conserva. Lo mismo sucede con la felicidad.

Antes de destruir una mentira pensemos en qué verdad hemos de sustituirla.

No hay que descender nunca al nivel de la inteligencia de los demás, pero hay que facilitarles el medio de que suban al nivel de la nuestra.

La mentira suele ser más clara que la verdad.

En la duda no te abstengas: sigue dudando.

Sólo se duda de lo que quisiéramos creer sin dudar.

El perdón supone siempre un poco de olvido, un poco de desprecio y un mucho de comodidad.

La mejor calumnia no nos hiere tanto como la más pequeña verdad.

Ante la verdad sólo ve uno malas caras.

Penosa situación cuando todos dicen de alguien “¡Qué bueno es!” y uno sólo sabe que no es tan bueno.

Cuando hacemos bien, pedir gratitud es pedir demasiado.

Hay seres tan despreciables que por no parecernos a ellos no nos importaría hasta ser más despreciables que ellos.

Pasado el amor, ¡qué ridículos nos parecen los celos!.

El que perdona a los malos, perjudica a los buenos.

La vida no es más que dolor permanente: el placer es un mero paliativo del dolor.

Nunca te encargues de dar una mala noticia.

Nada se puede aceptar de un malvado, so pena de envilecerse.

El dejar de querer mal es un principio de querer bien.

La mentira prueba vileza de ánimo, pues no teme los juicios ajenos.

Lo que es necesario decir, nunca se dice bien.

Bien está someter el corazón y hasta la voluntad, pero… ¿la inteligencia?.

Al que nos engaña no le contenta que le perdonemos el engaño; lo que quisiera es que no hubiéramos conocido que nos había engañado.

Nada molesta tanto como el ingenio a los que no lo tienen.

A nadie se odia tanto como a quien no se deja querer.

Cuando se huye no se elige el camino.

Cuando hemos hallado nuestra conveniencia creemos haber hallado la verdad.

Ante lo sucedido la pregunta más estúpida es: “¿Pero cómo ha podido suceder esto?”.

Nunca preguntes al que tiene la frente lisa, porque es señal de que jamás reflexiona.

La verdad, para ser respetada, no necesita más recomendaciones que ser verdad.

A las personas se les conoce por sus actos, y especialmente por aquellos en que median intereses.

Los humanos han sido siempre más constantes en el odio que en el amor.

La memoria es un rico don de la naturaleza, pero más rico don es el olvido.

Si te pusieras a ejecutar lo pequeño, tal vez llegarías a hacer algo grande.

La vida desde dentro, y desde fuera

La voz del interior

Hoy se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. También podríamos considerar este día como un día ideal para seguir derribando molinos, o atravesar paredes, o reconocer perspectivas. Por eso, se me ocurre que lo mejor que puedo hacer es invitar a todo el mundo, internacional e interespacial, a ver la peli “La voz del interior”, traducción más o menos de “Music within”, también es verdad, pero la idea es ese interior, que se oiga, que se vea, que se toque, que se sienta, porque el silencio tiene un sabor amargo y huele a cerrado. De la película, aún me retumban estas palabras: “¿Qué ven los demás de las personas con discapacidad? Nada”. Es como para pararse a pensar por qué el ser humano vive de espaldas a cierta realidad. Seguramente, porque le da miedo. Llega un momento en el que se genera un círculo vicioso: el desconocimiento, hace que no sepas actuar, y ante la duda, el miedo te dice que mires para otro lado, y le haces caso porque, lo que ves, resulta demasiado complicado, por desconocimiento. Bueno, podría ser una explicación, porque construir barreras también debe de llevar su tiempo y exigir un esfuerzo, digo yo. O es que es más fácil no ver que ver? “No ver” conlleva un aprendizaje, una sensibilidad y una motivación que, por qué pesa más que el hecho de sí ver (porque está ahí, o es que no lo ves?), donde “ver”, conlleva un aprendizaje, una sensibilidad y una motivación, vamos, que lo mismo nos da “ver” que “no ver”. Pero el ser humano, no ve. El ser humano, bueno, algunos, conciertan un día en el calendario para ver. Hoy, tú que me lees, puedes ver la peli “La voz del interior”, o la puedes ver mañana, o pasado. Me parece una película adecuada en el sentido de que no es un pastelón, ni sensiblera, ni ná de eso, porque es que, tampoco hace falta abordar el tema de la discapacidad con una actitud comprensiva o algo así. Comprender sí, pero no en plan ay qué pena, o ay qué sensible soy si es que estoy concienciado con la causa… Qué causa? Y pena de qué? No es necesario ser especial para comprender que al ser humano le pasan cosas, y entre esas cosas, habrá de todo, lo hay, hay miles de formas de vida, y la capacidad o la discapacidad tienen que ver con la forma de vida que vas a llevar, porque no es lo mismo un cerebro que otro. Seguiré diciendo que yo formo parte del colectivo de personas con discapacidad, porque explícitamente no estoy capacitada para vivir en esta sociedad: Me va mal en el trabajo, porque la jefa de turno y yo tenemos filosofías diferentes, vaya por dios; en mi comunidad de vecinos, porque aquí no hay quien viva, siempre; con el novio que me eche, porque suele ser rana, Cupido haciendo de las suyas; con las amistades, seguro, porque la amistad es una decepción en potencia, je; en la familia, pues que eso de los glóbulos rojos, yo los veo azules, que será un nuevo tipo de daltonismo. Y, sobre todo, me siento discapacitada en tanto que no comparto, y por consiguiente, no me adapto, a una realidad que, por ejemplo, etiqueta a las personas, que soy psicóloga, o bueno, soy psicóloga de las que no etiquetan, cada maestrillo con su librillo. A ver, como psicóloga, entiendo la etiqueta porque entonces es como que hay una consideración a determinado colectivo. Voy a contaros una experiencia personal, aunque también es verdad que yo aquí todo lo que cuento es personal, pero también profesional, por supuesto, se mezcla se mezcla! total, precisamente, es que ahora mismo mi ámbito laboral tiene que ver con la discapacidad (era una adivinanza muy fácil de plantear en qué me encuentro trabajando ahora, cuando va y me pongo a hablar sobre la discapacidad propiamente dicha, ay, uno habla de lo que le pasa). Resulta que tratando de encontrar aparcamiento en técnicamente zona de minusválidos, yo que iba acompañada de alguien técnicamente minusválido, va y cuando aparcamos, va y me pregunta “¿es que somos minusválidos?”, y una que es como es, pues me reí, a ver! Vale, sí, lo mío no es técnicamente discapacidad, porque la que es rara, es rara, que no es lo mismo, pero vamos dilucidando diferencias, para quien etiqueta. Y entonces es verdad que, después de reír en tanto que técnicamente, después de mi profesión frustrada de pianista, fue la de humorista, y entonces me hice psicóloga, va y es que le expliqué al chico por qué aparcábamos ahí, y que al fin y al cabo, resultaba guay que existiera una zona nuestra para aparcar. Lo peor de ser discapacitado, es cómo te tratan los demás.

Lo siento



What have I got to do to make you love me,
what have I got to do to make you care.
What do I do when lightning strikes me,
and I wake to find that you're not there.
What have I got to do to make you want me,
what have I got to do to be heard.
What do I say when it's all over,
and sorry seems to be the hardest word.

It's sad, so sad,
it's a sad sad situation,
and it's getting more and more absurd.
It's sad, so sad,
why can't we talk it over,
oh it seems to me,
that sorry seems to be the hardest word.
What do I do to make you want me,
what have I got to do to be heard.
What do I say when it's all over,
and sorry seems to be the hardest word.

It's sad, so sad,
it's a sad sad situation,
and it's getting more and more absurd.
It's sad, so sad,
why can't we talk it over,
oh it seems to me,
that sorry seems to be the hardest word.

What do I do to make you love me,
what have I got to do to be heard.
What do I do when lightning strikes me,
what have I got to do,
what have I got to do,
when sorry seems to be the hardest word.

ELTON JOHN - SORRY SEEMS TO BE THE HARDEST WORD

Teatro de la vida

Me gusta esta peli, Dogville, de Lars von Trier, no sé si es porque seguramente parece una mezcla entre obra de teatro y película propiamente dicha. Lo es, es un mix, por eso es rara, y por eso no todo el mundo acaba por verla. Pero sólo es una historia que se cuenta, y entonces, seguramente, es la historia que se cuenta lo que me gusta. Y aún, es la historia que se cuenta que me veo en esa historia. Realmente, si cualquiera de nosotros aguantamos un poco en cómo se cuenta la historia (es verdad que es rara, es teatro en forma de cine, pero viva lo diferente), el cuento que nos cuentan, lo hubiéramos contado cualquiera de nosotros. Vale, no sé si cualquiera de nosotros, sólo la entendemos quienes nos sentimos fuera de lugar. Pero seguramente, somos cualquiera de nosotros que nos hemos sentido alguna vez así. Sólo por eso, ahí va mi invitación a ver esta película, a sentirla, a ponernos en el lugar de Nicole Kidman, profunda y divina y, sobre todo, a que seguramente hubiéramos acabado alguna vez con el pueblo ese de Dogville donde vivimos, porque nos sentimos "extranjeros". También es cierto que yo tengo una relación con mi padre tal y como se refleja en la película. Por eso, el cine, en tanto que es una y mil historias que visionamos, alguna peli acaba por adivinarnos lo que vivimos sin ser una película. Y es por eso que la realidad supera la ficción. Como para deshacerse de todos como ocurre en la película.

Día Mundial del SIDA

Hoy se celebra el Día Mundial del SIDA, y conocer qué es el SIDA, cómo se adquiere, cómo se transmite y cómo se puede prevenir formaría parte no sólo de lo que, como sexóloga, llamaría Educación Sexual, sino que se incluiría en alguna asignatura denominada Educación para la Salud, pues dicha enfermedad no sólo se transmite vía sexual. Tiene que ver con la salud, pero no sólo con la Salud Sexual. Asociar SIDA con sexo es sólo hablar de una parte, y sería reducir la información, además de que dejaría al sexo en muy mal lugar… Entonces, tendríamos que decir que es como todo, es decir, todo lo conocido en el planeta, conlleva unos riesgos, por lo tanto, el sexo no lo iba a ser menos; el sexo tiene sus riesgos, si se lleva a cabo sin tener en cuenta esos riesgos. Si el sexo, por ser sexo, es pecado, es malo, y se asocia al SIDA, entonces sería lógico lanzar mensajes negativos, pero, como el sexo ni es pecado ni malo ni es lo único asociado al SIDA, habría que comunicar, para ser más exactos, que, con lo que hay que tener cuidado es con los riesgos, no con el sexo. El sexo practicado con seso, es tan saludable como comer sólo una onza de chocolate, no toda la pastilla de chocolate… o comer una determinada cantidad de huevos a la semana: si comes más, ea, colesterol, y ninguno de nosotros queremos tener el colesterol malo alto, verdad? y el huevo se sigue recomendando, porque es el alimento proteico más completo (una, que es sexóloga pero también con mi curso de nutrición humana, a ver, será por cursos!). Por lo que nos toca aquí en el blog, aquí en Internet, hay un montón de webs sobre SIDA, vamos, y sobre sexualidad y sobre un montón de cosas. Es por eso que yo soy la antítesis, porque, podría confeccionar el blog a modo de información sobre sexualidad, pero ya os habréis dado cuenta de que no lo he hecho así, pero por supuesto, si alguien quiere información específica sobre algo, se la puedo dar, no hay más que dejar mensajito. Sin embargo, va siendo que me pareció más interesante simplemente crear entradas de blog e invitar a comentarios no tanto de información pura y dura, sino más bien transmitir actitudes, así, claramente, que se corresponde con lo que siempre está ahí pero no es tan obvio. No es lo mismo ser una enciclopedia, que ir comentando la enciclopedia. Ese sería nuestro caso, que comentamos. De todas formas, para argumentar la posición de este discurso, efectivamente, citaré algunos aspectos sobre el SIDA. La diferencia entre VIH y SIDA, es que el VIH es el virus de inmunodeficiencia humana, y SIDA es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida. El SIDA es la manifestación del VIH. Una cosa es la infección y otra cosa es la enfermedad. Si hay infección, es importante saberlo porque ya podemos actuar. Que luego sobrevenga la enfermedad, significa que una vez que se manifiesta el SIDA, lo que te pasa es que tu sistema inmunológico se debilita, y quizás sea una gripe quien te lleve al otro barrio. Actualmente el SIDA es una enfermedad crónica, es decir, que te toca pasarte el resto de tu vida consumiendo fármacos, y que no tienes por qué morirte. Esto es un avance, por supuesto. Pero la cantidad de fármacos que tienes que tomarte es como para llevar un maletín, aunque también esto es cada vez menos así, y los efectos secundarios, no son secundarios, son principales… He podido oír cómo se dice por ahí que el hecho de que ya no sea una enfermedad terminal hace que la gente se relaje. Y digo yo, que saber que tienes el SIDA no sé a quién puede relajar… Incluso una vacuna, puff, eso sí que iba a relajar… Insisto, no sé a quién. También es verdad que no es lo mismo una enfermedad crónica, donde la industria vende fármacos crónicamente, que una vacuna, donde quedas, precisamente, inmunizado, y no hay virus que nos haga nada… Sí se venderían muchas vacunas, sobre todo si nos dijera Sanidad que es que hay que vacunarse por ley, que aún habría más moral ahí que en dispensarnos crónicamente los medicamentos para los síntomas que van apareciendo en la enfermedad. Yo misma puse aquí en el blog información en relación a lo cerca que se está de una vacuna para el SIDA. Otra cosa es que se haga realidad. En fin, a quienes cuya actividad laboral tiene que ver con este tema, los demás lo único que nos queda es confiar en que el ser humano sea capaz de descubrir una vacuna que sería un hito en la historia. Ya sólo por eso, vale la pena investigar, y rezar por que el milagro tenga lugar. Es mejor contar que el ser humano descubrió la vacuna contra el SIDA, que no contarlo. Eso, nos tiene que quedar claro, independientemente de la Economía. E independientemente del mensaje de la Iglesia… A ver, la Iglesia puede opinar, como lo hago yo, vamos, yo ya puedo dar gracias a Dios de poder opinar, distinto, así que, por qué no iba a hablar la Iglesia? De verdad, parece que me pase algo con la religión, en concreto, la que viene siendo la mayoritaria aquí en España, pero en realidad, joer, hablo bien de ella! Personalmente, tengo fe, en quién? pues en los humanos que tienen fe en Dios. De hecho, creo que el Papa piensa como yo, pero se hace el interesante, jejeje. Entiendo (yo, que lo entiendo todo), que el Papa trate de mantener un discurso que es el que le toca proclamar porque es el Papa. Es como cuando uno es jefe, tiene que ser incomprensivo porque es jefe, o sea, un jefe no va a valorar tu trabajo, lo que hará será ser jefe, es decir, actuar sobre todo con frialdad y sin piedad, ya ves. Pues lo mismo le pasa al Papa. El puesto determina bastante, jejeje, es lo que se espera de uno. Oye, no debe ser fácil. Cuando el Papa habla, tiene a todo el mundo ahí analizando cada palabra. Eso vamos a hacer ahora, ole ole. Pude leer en un periódico que en palabras del Papa, decir “no” al condón es una irresponsabilidad, versus “comportamiento sexual responsable”. Pues no acabo de decir que el Papa opina como yo? ni que el Papa hubiera estudiado dos años de Sexología. Ay, siempre lo diré: no hace falta estudiar un master para ser coherente, estudiar sirve para decir que teóricamente has de ser coherente (otra cosa es que lo seas) y para tener un papel que diga que sabes del tema (otra cosa es que sepas). Y entonces la Iglesia promulga la siguiente iniciativa: abstinencia o castidad, fidelidad, y condón o preservativo. La abstinencia o castidad suena como muy a Iglesia, de toda la vida; la fidelidad, que alcen la voz quienes creen que eso es imposible, sobre todo, hasta ahora, los hombres, que alguno hay que cree que el género masculino es infiel por naturaleza (porque tiene que estar echándole el ojo a todo lo que se menea no vaya a ser que tenga que colocar su simiente en todas las féminas del planeta), y la utilización del condón, en eso, el Papa y la Sexología coinciden. El condón es la herramienta de elección tanto para lo que vamos hablando, es decir, el VIH, como para cualquier otra infección que pueda transmitirse vía sexual, así como para la prevención de un embarazo que no se quiera adquirir… No siempre hay que estar procreándose. Precisamente, la inteligencia humana tiene que ver con actuar sobre la naturaleza. La ley de la naturaleza dice que si mantienes relaciones sexuales interpretadas a modo de coito vaginal, hay posibilidad de procrear, y entonces el ser humano, que es más listo, va y descubre una funda que lo evita. Existirá el placer de mantener el coito sin que exista la posibilidad de procrear. Eso, se llama inteligencia. Así, es el ser humano. Decir otra cosa es decir que cada uno haga lo que quiera. Sabiendo, es decir, contando con la información, ES DECIR, teniendo la información a nuestro alcance (la Educación), cada ser humano elige lo mejor para cada ocasión que nos ofrece la vida. Ahí, digo yo que la Iglesia, la industria farmacéutica, y cualquiera de nosotros, entenderemos que el ser humano es diverso, que opciones hay mil, y que riesgos van a haber siempre. Desde aquí, lo único que puedo decir, es que, es verdad que a la Iglesia le interesa una cosa, que a la industria otra, y que a mi, como empedernida “estudiosa”, otra. Pero lo esencial es reconocer qué es lo que le interesa al ser humano.